No podía ser de otra forma, estaba escrito… nuestra pasión por el mar y todo lo que esconde nos hizo coincidir profesionalmente. De ese encuentro a la creación de esta idea (Ecología Azul) solo fue necesario un “y si hacemos…”. Sobraron palabras para ponernos manos a la obra y el resultado de la fusión de personalidades y conocimientos es Ecoloxía Azul, asociación que crece a golpe de experiencias.